Una jornada de tensión y disturbios en el Congreso

Una jornada de tensión y disturbios en el Congreso

En la tarde de hoy miércoles 12 de junio, los alrededores del Congreso de la Nación se transformaron en un escenario de intensos enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de seguridad. A partir de las 16 horas, organizaciones sociales, piqueteras, de izquierda, peronistas, de derechos humanos, asambleas barriales y sindicatos se concentraron para expresar su rechazo a la Ley Bases, la cual se encontraba en debate en el Senado. La principal finalidad de estas agrupaciones era presionar a los parlamentarios para que desestimen la iniciativa promovida por el Poder Ejecutivo.

Descripción de los Disturbios

A partir de las 16 horas, la violencia se desató en las inmediaciones del Congreso. En el frente del edificio, un automóvil fue incendiado y gases lacrimógenos, así como proyectiles de diversa índole, se convirtieron en protagonistas de la escena. La Policía Federal, junto con Gendarmería Nacional y la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, utilizó balas de goma, gas pimienta y camiones hidrantes para dispersar a los activistas que atacaron el vallado. Las esquinas de Callao y Rivadavia, así como Entre Ríos e Yrigoyen, fueron los puntos más críticos del enfrentamiento, generando un ambiente de alta tensión.

Fuerzas de Seguridad y Tácticas de Contención

El operativo de seguridad contó con la participación de 600 efectivos de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, apoyados por fuerzas de la Gendarmería Nacional y la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA). Las fuerzas policiales respondieron a las agresiones con una firmeza que derivó en la utilización de camiones hidrantes y gases lacrimógenos. Durante los incidentes, un automóvil de Cadena 3 fue incendiado, y los enfrentamientos cuerpo a cuerpo entre manifestantes y policías se tornaron comunes.

Impacto en la Legislación y la Respuesta Gubernamental

Mientras los disturbios persistían, en el recinto de la Cámara de Senadores continuaba el debate sobre la Ley Bases. La situación en las afueras del Congreso no pasó desapercibida para los senadores, quienes consideraron la posibilidad de interrumpir la sesión debido a la gravedad de los incidentes. La decisión de reforzar el vallado en la intersección de Callao y Rivadavia buscó impedir que más columnas de manifestantes se sumaran a los enfrentamientos.

Testimonios y Reacciones

Desde el Ministerio de Seguridad se aseguró que la orden era no responder a provocaciones, pero sí hacer cumplir el protocolo. Sin embargo, figuras destacadas de la oposición y del movimiento social expresaron su descontento. Celeste Fierro, diputada de la Ciudad de Buenos Aires por la izquierda, declaró que su organización permanecería en el lugar hasta la madrugada si fuese necesario para evitar la aprobación de lo que denominó «una ley anti pueblo y de saqueo». Por su parte, el diputado Nicolás del Caño calificó los enfrentamientos como «una provocación armada».

Desarrollo de la Jornada

A lo largo de la tarde, los disturbios continuaron. Los grupos de manifestantes más violentos atacaron el vallado con piedras y bombas molotov, mientras las fuerzas de seguridad respondían con gases y balas de goma. En un intento por controlar la situación, los camiones hidrantes fueron movilizados frente a la Plaza del Congreso para contener a los manifestantes. Pasadas las 16.30, la tensión se incrementó, alcanzando su punto máximo con la irrupción de los manifestantes en los alrededores del Palacio Legislativo.

Desenlace y Consecuencias

Hacia las 17 horas, la calma comenzó a retornar gradualmente. Los líderes del operativo aprovecharon el momento para establecer un segundo perímetro de seguridad a cien metros de Rivadavia y Callao. El objetivo era circunscribir al grupo más violento y evitar que estos alcanzaran el Palacio Legislativo. Sin embargo, los disturbios dejaron como saldo numerosos heridos y detenidos, mientras el debate en el Senado seguía su curso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *