En el Día Mundial de los Océanos: tomar conciencia es sinónimo de protegerlos

En el Día Mundial de los Océanos: tomar conciencia es sinónimo de protegerlos

Por Guillermo Cervini, Socio Fundador de El Salvaje, Chacras Marítimas

Cada 8 de junio, se celebra el Día Mundial de los Océanos. Esta fecha, establecida por las Naciones Unidas en 2008, no es solo una oportunidad para reconocer la inmensa belleza y diversidad de nuestros océanos, sino también para reflexionar sobre su estado crítico y las acciones necesarias para su conservación. Hoy más que nunca, es imperativo que tomemos conciencia de la profunda conexión que tenemos con los océanos y el papel vital que juegan en la sostenibilidad del planeta.

Los océanos son la fuente de vida de la humanidad: cubren el 70% de la superficie terrestre, producen al menos el 50% del oxígeno de la Tierra, y absorben un 30% del dióxido de carbono producido por el hombre, lo que permite amortiguar el impacto del calentamiento global. Fuente crucial de alimentos, regulan el clima y albergan una asombrosa biodiversidad, sin embargo los océanos están bajo amenaza constante debido a la actividad humana.

La contaminación es uno de los desafíos más visibles y devastadores, cada año, millones de toneladas de plástico terminan en los océanos, afectando a la vida marina y entrando en la cadena alimentaria humana. A esta problemática se suma la sobrepesca, que ha llevado a la dramática disminución de muchas especies de peces, alterando los ecosistemas marinos. Los métodos de pesca, como la pesca de arrastre de fondo, destruyen hábitats marinos frágiles y dejan cicatrices profundas en el lecho marino. El cambio climático también está teniendo un impacto aterrador; los niveles del mar están subiendo, amenazando las comunidades costeras y los hábitats naturales. 

Día Mundial de los Océanos

En este contexto, El Salvaje, Chacras Marítimas, primer emprendimiento ambientalmente sustentable de la costa atlántica y único proyecto que cuenta con Declaratoria de Impacto Ambiental Provincial, reafirma su compromiso respecto de la preservación de la vida silvestre y el ecosistema, como es el cuidado del mar y los océanos. Implantado fuera de la cadena de médanos vivos y a una distancia prudente de la costa marítima, zona de mayor fragilidad y riesgo ambiental, lleva adelante una política de preservación de acuerdo a las normas más avanzadas. Respetando la baja densidad poblacional, relacionada a la geografía del lugar y a las dimensiones de sus terrenos, conserva el equilibrio entre la intervención humana y la preservación del entorno original.

Los océanos resultan clave para la economía global, ya que para 2030 se calcula que unas 40 millones de personas estarán empleadas por industrias relacionadas a ello. Frente a estos beneficios presentes y futuros, estudios revelan que el 90% de las grandes especies de peces ha mermado y el 50% de los arrecifes de coral fueron destruidos. 

Es crucial entonces fomentar una economía circular que minimice los residuos y maximice la reutilización y el reciclaje. La reducción del uso de plásticos de un solo uso y la adopción de alternativas sostenibles pueden tener un impacto significativo,  así como apoyar la investigación y la innovación que buscan soluciones a los problemas más apremiantes de los océanos.

El Salvaje, Chacras Marítimas sostiene que un planeta saludable va de la mano de océanos limpios, y que pequeños cambios en los hábitos pueden ayudar enormemente. A modo de ejemplo: reducir el consumo de plásticos, elegir productos sostenibles y participar en iniciativas de limpieza de playas. La educación y la concientización juegan un papel fundamental, por lo que cuanto más sepamos sobre los océanos y sus desafíos, más podremos influir en el cambio positivo.

Recordemos que la salud de los océanos es nuestra propia salud;  tomemos conciencia al protegerlos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *