Milei designa a Caputo como guardián de todos los fondos fiduciarios

Milei designa a Caputo como guardián de todos los fondos fiduciarios
Luis Caputo

El presidente Javier Milei ha tomado una medida de considerable envergadura en el ámbito económico al delegar al ministro de Economía, Luis Caputo, el control de los fondos fiduciarios y encomendarle la realización de una auditoría integral de gestión de los recursos. Esta determinación, plasmada en el Decreto 215/2024 y publicada en el Boletín Oficial el pasado lunes, delineará el rumbo de la administración financiera del Estado en los próximos tiempos.

El papel del Ministerio de Economía como fiduciante

El documento oficial designa al Ministerio de Economía como fiduciante en representación del Estado Nacional en todos los fondos fiduciarios que integren parcial o totalmente bienes y/o fondos del Estado. Bajo esta designación, el Ministerio ejercerá la dirección y conducción de dichos fondos fiduciarios, asumiendo una responsabilidad de gran calado en la administración de los recursos públicos.

Asimismo, se establece que en aquellos casos en los que el Congreso de la Nación haya designado como fiduciante a un organismo o repartición específica distinta al Ministerio de Economía, o a un comité de integración plural, el Ministerio deberá emitir su opinión previa antes del dictado de cualquier instrucción al fiduciario.

Auditoría integral y transparencia en la gestión

Una de las medidas más destacadas dentro del Decreto es la encomienda al Ministerio de Economía de llevar a cabo una auditoría integral de gestión de los fondos fiduciarios integrados total o parcialmente con bienes y/o fondos del Estado Nacional. Este proceso de auditoría, a realizarse en un plazo de 60 días a partir de la entrada en vigencia del Decreto, será llevado a cabo con la asistencia de la Sindicatura General de la Nación o mediante la contratación de consultores independientes externos de reconocida trayectoria y experiencia.

Es relevante destacar que el Ministerio de Economía podrá prorrogar este plazo por otro similar y por única vez, en caso de ser necesario para el cumplimiento efectivo de la auditoría.

Control y transparencia en la administración de los fondos fiduciarios

La medida adoptada por el Gobierno bajo el liderazgo de Javier Milei responde a una necesidad de mayor control sobre el otorgamiento y la utilización de los fondos fiduciarios. Estos, según las palabras del presidente, han sido denominados como «cajas negras de la política», lo que justifica la urgencia de poner bajo escrutinio su funcionamiento y plantear la posibilidad de limitar su alcance.

En este contexto, se establece que el Palacio de Hacienda estará a cargo de realizar las adecuaciones contractuales necesarias para dar cumplimiento a lo dispuesto en el Decreto, actuando como la autoridad de aplicación del mismo y dictando las normas aclaratorias y complementarias que fueran necesarias para su ejecución.

Además, se especifica que los organismos y reparticiones con responsabilidad primaria en las materias involucradas en cada uno de los fondos fiduciarios objeto de la medida deben prestar colaboración y asistencia al Ministerio de Economía, con el fin de garantizar el mejor cumplimiento de las disposiciones y fines del Decreto.

Fundamentos y antecedentes de la medida

El Gobierno argumenta su decisión haciendo hincapié en la necesidad de garantizar la eficiencia y eficacia en la utilización de los recursos públicos. Se menciona el informe de Entrega y Recepción elaborado por la Sindicatura General de la Nación (SIGEN) sobre los fondos fiduciarios, el cual revela una serie de deficiencias y debilidades en la administración de los mismos.

Entre las observaciones realizadas en el informe, se destaca la inexistencia o desactualización de los procedimientos administrativos que definen la operatoria de funcionamiento de cada fondo fiduciario, así como la falta de integridad y sistematización de la documentación de respaldo de los procesos de otorgamiento de fondos, lo que dificulta garantizar la transparencia y trazabilidad de las actuaciones.

Los fondos fiduciarios: una herramienta de financiamiento público

Los fondos fiduciarios son fideicomisos públicos utilizados como herramienta para financiar obras y proyectos por parte de los gobiernos. Este mecanismo implica que el Gobierno, a través de ministerios u organismos del Estado, transfiere bienes o sumas de dinero a entidades fiduciarias, por lo general bancarias, para que administren dichos fondos en beneficio del interés público.

Actualmente, existen 29 fondos fiduciarios compuestos por recursos provenientes de impuestos, gravámenes o transferencias directas del Estado nacional. Durante el año 2023, último año de la administración de Alberto Fernández, 16 de estos fondos recibieron más de US$1.000 millones, evidenciando la relevancia y magnitud de su impacto en la economía nacional.

En conclusión, la medida adoptada por el presidente Milei de designar al ministro Caputo como guardián de los fondos fiduciarios y realizar una auditoría integral responde a la necesidad de promover una gestión más transparente y eficiente de los recursos públicos. Esta acción representa un paso significativo hacia la consolidación de una administración financiera responsable y orientada al interés general.

Deje su comentario