Bodega Viñalba logró la certificación de sustentabilidad de Bodegas de Argentina para sus fincas de Valle de Uco

Bodega Viñalba logró la certificación de sustentabilidad de Bodegas de Argentina para sus fincas de Valle de Uco

Mendoza, febrero de 2024.- En la era de la globalización, la sustentabilidad emerge como un principio fundamental en la estrategia empresarial. La preservación de la diversidad y la productividad a largo plazo, con un mínimo impacto ambiental, se convierte en un imperativo para el futuro y el bienestar tanto de las empresas como de las comunidades.

Aquellas compañías conscientes de esta necesidad están implementando medidas concretas y adoptando la sustentabilidad como un pilar central de sus operaciones. Este enfoque implica la mejora continua de los procesos para optimizar la producción y promover el crecimiento en armonía con la comunidad, beneficiando a toda la cadena. Es en este contexto donde destaca el avance de Bodega Viñalba, que ha obtenido la certificación para sus fincas en el Valle de Uco, una región de renombre mundial en términos de producción.

Bodega Viñalba demuestra su compromiso con la sostenibilidad y la calidad a través de prácticas ambientales, sociales y económicas en sus viñedos y bodega. Estas incluyen la conservación del agua mediante el reciclaje para usos como limpieza y enfriamiento, junto con un monitoreo constante de su consumo. Asimismo, se enfoca en el uso responsable de la energía, con metas de reducción para mejorar la eficiencia energética. En cuanto a la gestión de residuos, se implementan programas de reciclaje para materiales como vidrio, cartón y embalajes, así como compostaje de desechos orgánicos de la producción de uvas.

En los viñedos, se minimiza el uso de pesticidas y herbicidas, y se trabaja en una gestión responsable del agua y el suelo. Se promueve la preservación de la biodiversidad con corredores biológicos y pendientes para drenar el agua, la conservación de hábitats naturales y espacios verdes en la finca y la preservación de especies autóctonas para atraer insectos beneficiosos y vida silvestre.

El compromiso y la formación del personal son aspectos clave, con entrenamiento en prácticas sostenibles y fomento de su participación en la identificación e implementación de iniciativas para reducir el impacto ambiental. Este enfoque se apoya en un programa de mejora continua, que incluye la evaluación regular del desempeño en sostenibilidad, el establecimiento de objetivos de mejora y la colaboración con otros actores de la industria para compartir prácticas y soluciones innovadoras.

Sobre esta certificación Hervé Fabré, fundador de la bodega junto a su esposa Diane, puntualiza: “Viñalba nació del deseo de elaborar el mejor vino posible de una tierra que amamos, un lugar con diferencias de alturas y suelos que debe ser preservado minimizando los impactos de nuestras operaciones en el entorno y generando valor compartido con nuestros colaboradores” y agrega: “Nuestra  ambición es que Viñalba se convierta en uno de los más excepcionales productores de vinos de la Argentina y un referente global del Valle de Uco, respetando los criterios de sustentabilidad que en el mundo hoy se reconocen como fundamentales ”.

De esta manera, la tecnología de vanguardia de esta bodega de alta calidad se combina con prácticas sustentables para asegurar que cada botella de Viñalba sea un testimonio del espíritu innovador y el respeto por la tierra y el medio ambiente.

Sobre la certificación de sustentabilidad

El Protocolo de Autoevaluación de Sustentabilidad Vitivinícola fue elaborado por la Comisión de Sustentabilidad de Bodegas de Argentina junto a un equipo técnico de representantes de distintas viñas e instituciones como el INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria), el INV (Instituto Nacional de Vitivinicultura) y la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Cuyo. La auditoría la realiza la OIA (Organización Internacional Agropecuaria). El Programa, provee a la vitivinicultura local en general con herramientas educativas y de sensibilización para incrementar la aplicación de prácticas sustentables en sus viñedos y/o bodegas, y medir y demostrar su progreso, con el objetivo  de fortalecer la sustentabilidad ambiental, social y económica y la competitividad de la industria en el largo plazo.

Sobre Viñalba

Viñalba es una bodega de carácter familiar fundada y dirigida Hervé Fabre y su esposa Diane que se orienta firmemente a ser uno de los más excepcionales productores de vinos de la Argentina. La propiedad abarca una extensión de 220 hectáreas y se encuentra estratégicamente ubicada en Gualtallary, Tupungato, un enclave de indiscutible belleza. Allí, los viñedos se despliegan en altitudes comprendidas entre los 1350 y 1580 metros sobre el nivel del mar, meticulosamente dispuestos en pequeñas parcelas que siguen los contornos de los valles de las Lomas del Jaboncillo.

La génesis de este proyecto se remonta al año 2007, momento en el cual se dieron los primeros pasos en la plantación de las vides. La dirección enológica recae en Juan Bruzzone. Viñalba ha logrado expandirse con éxito hacia mercados internacionales de relevancia, como Francia, Reino Unido, Estados Unidos y Australia y busca consolidarse en el mercado argentino.

Con una producción anual que alcanza alrededor de 300.000 botellas, la bodega se ha erigido en una protagonista innegable del Valle de Uco. Los vinos que se elaboran en sus instalaciones han sido merecedores de distinguidos galardones y reconocimientos otorgados por los más influyentes medios y críticos dentro de la industria vinícola.

Vinos: Viñalba Malbec y Viñalba Torrontés; Línea Reserva: Chardonnay, Malbec, Cabernet Sauvignon y Cabernet Franc; Gran Reserva: Malbec; Icono: Diane (85% Malbec / 15% Cabernet Franc).

Sepa más en @bodegavinalba y www.vinalba.com

Deje su comentario