Apoyo del FMI a nuevas medidas: «Son positivas para fortalecer reservas y el orden fiscal»

Apoyo del FMI a nuevas medidas: «Son positivas para fortalecer reservas y el orden fiscal»

Lo destacó un portavoz del organismo internacional, refiriéndose a la aplicación del impuesto PAÍS para la compra de dólares para algunas importaciones y el aumento del dólar agro a $ 340 para las economías regionales.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) consideró este lunes que las medidas impositivas y cambiarias anunciadas por el Gobierno nacional «son positivas para fortalecer las reservas y consolidar el camino al orden fiscal».

El Ministerio de Economía y el FMI anunciaron el domingo que las negociaciones finalizaron y que se alcanzó un acuerdo técnico en el que se fijaron “los objetivos y parámetros centrales” que serán la base del entendimiento que será elevado en los próximos días al Directorio del organismo multilateral.

Fue el ministro de Economía, Sergio Massa, quien luego anunció las nuevas medidas cambiarias e impositivas, que tienen como objetivo fortalecer las reservas y ayudar a la sostenibilidad fiscal.

«Consideramos que las medidas anunciadas por las autoridades argentinas son positivas para fortalecer las reservas y consolidar el camino del orden fiscal, variables fundamentales para fortalecer la estabilidad económica», explicó un portavoz del organismo a Télam, tras la publicación en el Boletín Oficial.

Entre las distintas medidas se trata de la aplicación del impuesto PAIS para la compra de dólares para importaciones y el aumento del dólar agro a $ 340 para las economías regionales.

Respecto del nuevo acuerdo alcanzado con el FMI luego de tres meses de negociaciones, Massa, sostuvo el domingo que «se acordaron desembolsos para agosto y noviembre» y, aunque declinó brindar cifras, dijo que «se trata de un número que cubre largamente las expectativas que había para este año».

También Massa precisó que «se acordó un documento base que expresa cómo es la revisión del programa y cuales son los pasos a seguir para los próximos cinco meses».

El jefe del Palacio de Hacienda señaló que este acuerdo permite «sacar la discusión con el FMI de la campaña y hasta fin de noviembre no habrá que discutir ningún tema. La idea es que ese vecino incómodo que es el FMI que no sea un factor adicional en la campaña. Lo mejor que podemos decir es pagarles y sacarlos de la escena argentina».

Massa puso en relieve que «con este acuerdo con el FMI recuperamos la facultad de intervención en el mercado cambiario», al tiempo que reveló que «les costó mucho reconocer la sequía y este tema está planteado dentro de la agenda climática global dentro de los shocks externos no económicos».

El ministro cargó las tintas en que el acuerdo con el FMI fue suscripto durante la gestión del ex-presidente Mauricio Macri y afirmó que «hay una deuda que la tomó el tío jugador de la familia que fue al casino, la perdió, fue al usurero del barrio, fue a la escribanía y es el ex-presidente Macri, claramente. Al FMI lo trajo Macri a la Argentina, no salió de un chocolatín».

Finalmente, Massa rubricó su charla señalando que para la negociación con el FMI «usamos todas las relaciones personales y políticas y todo el lobby a favor es importante. El tema FMI es un tema importante para el país y no forma parte de la campaña. Gestionar es tomar decisiones dulces y amargas y tengo una doble responsabilidad».

Respaldo de Estados Unidos

En este sentido, desde el Palacio de Hacienda subrayaron el “fuerte respaldo e involucramiento de la Casa Blanca y el Congreso de Estados Unidos para empujar el acuerdo” con el FMI.

Fuentes confiables del Palacio de Hacienda indicaron a Télam que «los desembolsos, una vez rubricado el acuerdo, ascenderían a unos 10.000 millones de dólares, hasta fin de año».

El acuerdo con condiciones básicas cerrado por los funcionarios argentinos y el staff técnico del FMI comprende el programa de desembolsos para la Argentina del segundo semestre y que el Staff Level Agreement sea oficializado el miércoles o jueves próximo.

“Se han acordado los objetivos y parámetros centrales que serán la base para un ‘Staff Level Agreement’ que se espera finalizar en los próximos días para luego avanzar hacia la revisión del programa de Argentina”, enfatizaron desde el organismo ayer.

Pese a que las conversaciones iniciaron hace tres meses, las negociaciones de manera presencial en la capital de Estados Unidos arrancaron el pasado martes con los enviados el viceministro Gabriel Rubinstein y el vicepresidente del Banco Central Lisandro Cleri, y el director de esa entidad Jorge Carrera.

Esta instancia se acordó luego de que Massa y la titular del Fondo,Kristalina Georgieva, mantuvieran una charla telefónica para acelerar las discusiones y alcanzar los tiempos acoerdes con los vencimientos que deberá afrontar la Argentina en las próximas semanas.

El jueves por la mañana se sumaron más refuerzos, cuando llegó el jefe de asesores del Ministerio, Leonardo Madcur, y el secretario de Hacienda Raúl Rigo.

En cuanto a los vencimento programados, a fines de julio vencen US$ 2700 millones, y el próximo 1 de agosto, hay otros US$ 850 millones del pago del acuerdo que suscribió Mauricio Macri en 2018, con un cronograma de calendarios muy lapidario para la economía argentina y en el contexto de una sequía que se recortó un 25% de las exportaciones totales en un año, de la Argentina, según explicó Massa.

Deje su comentario