El Palacio Barolo cumple 100 años, único faro urbano de la Ciudad de Buenos Aires

El Palacio Barolo cumple 100 años, único faro urbano de la Ciudad de Buenos Aires

La increíble obra arquitectónica que es un símbolo de la identidad porteña celebra su centenario con una serie de actividades artísticas y culturales

Buenos Aires, junio 2023.- El Palacio Barolo, increíble obra arquitectónica enclavada en el corazón de la tradicional Avenida de Mayo, cumple 100 años. Sin dudas se trata de uno de los edificios más hermosos de la Ciudad de Buenos Aires. La imponente construcción es un deleite para la vista y está rodeada de historias increíbles.

La celebración por el centenario se llevará a cabo el próximo 7 de julio y contará con un programa especial de actividades artísticas y culturales en la que se destaca la presentación de Martha Noguera, pianista de reconocimiento internacional y presidenta de la Fundación Chopiniana Argentina.

Los 100 años del edificio más emblemático de la Ciudad de Buenos Aires será un momento a recordar. 

El evento comenzará a las 19:00 con la proyección de un video homenaje a la historia del Palacio Barolo. Para esta ocasión serán colocadas pantallas en la planta baja del edificio con el fin de que todos puedan disfrutar del material histórico audiovisual.  A continuación, la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires entregará una placa conmemorativa a representantes del primer rascacielos latinoamericano.

Posteriormente, Martha Noguera ofrecerá un selecto repertorio dedicado al extraordinario Federico Chopin. La concertista se manifestó “muy honrada por haber sido invitada” para realizar “el Concierto en el día del Centenario” del Palacio Barolo.

“Es un sentimiento de orgullo para mí, unido a la admiración que provoca la magnificencia arquitectónica del Palacio y la genialidad de su inspiración en la poesía, dado que hace referencia y homenaje a la Divina Comedia de Dante Alighieri”, remarcó la concertista.

Sobre su presentación en los festejos del centenario destacó que eligió “un programa sobre Chopin -compositor icono de la composición pianística universal-, que es amado por todos los públicos”.   

“Además, en mi carrera internacional la interpretación de sus obras me ha proporcionado grandes reconocimientos entre los cuales destaco el inmenso honor de haber sido condecorada por decreto del señor presidente de Polonia en 2000 con la Gran Cruz de Caballero, en mérito al éxito obtenido en varios escenarios de Europa  y también en Argentina, con la interpretación de la obra completa para piano ( 176 obras) del compositor polaco”, remarcó quien desde el 2001 es la Presidenta Fundadora de la Fundación Chopiniana de Argentina.

En la destacada trayectoria de la pianista figuran tanto recitales solistas como en destacadas orquestas a cargo de reconocidos directores de América, Europa, Asia y África. Su repertorio es asombroso, incluye las versiones completas de la Integral de las 32 sonatas para piano de Beethoven, la obra de Maurice Ravel y del propio Chopin. Además, ha dedicado gran parte de su carrera a dictar cursos magistrales en Suiza, España e Italia. 

El Palacio Barolo, ícono porteño

El Palacio Barolo fue declarado en 1997 monumento y patrimonio histórico de la Ciudad de Buenos Aires y posee diversas singularidades que lo hacen único en el mundo. Fue el edificio más alto de Argentina durante más de una década, hasta que se inauguró el Kavanagh en 1936. Incluso superó hasta cuatro veces las reglamentaciones de altura llegando su coronamiento a los cien metros sobre la Avenida de Mayo.

Los creadores del Palacio Barolo fueron el arquitecto Mario Palanti y el empresario Luis Barolo, ambos de origen italiano, se conocieron durante el centenario de la Revolución de Mayo.

Uno y otro sentían profunda adoración por la figura de Dante Alighieri y construyeron en su homenaje este edificio lleno de analogías a la Divina Comedia. Inaugurado en 1923, fue el primer rascacielos de Latinoamérica. Es una pieza indispensable de la arquitectura porteña, con un aspecto que rompió todos los moldes de la época. Ya desde sus inicios, el Barolo llamó la atención. El edificio se puede categorizar dentro del movimiento «art nouveau«, pero tiene detalles de arquitectura gótica y neorromántica. Además, fue construido utilizando la técnica del hormigón armado, un método moderno para su época. La cúpula, por su parte, está inspirada en el templo Rajarani Bhubaneshvar, de la India. «Rascacielos latino»: así resumió su estilo ecléctico su autor.

Deje su comentario