Luciano Creiner se proyecta como revelación con «La vacuna del humor»

Luciano Creiner se proyecta como revelación con «La vacuna del humor»

Con solo 12 años, el precoz pianista y cantante (que tiene oído absoluto) comparte escenario, junto al humorista Alfredo Silva, Flavio “Hijitus” Gastaldi, Daniel “Jaimito” Bifulco y gran elenco. Con localidades agotadas, se presentan todos los días, a las 0.00 horas, en el Teatro San Martín, sito en la peatonal San Martín 2315. Cabe recordar que Luciano viene de hacer “Golden City, el music hall 2”, en el Teatro Regina, junto a Miguel Ángel Cherutti y el Mago Black, a sala totalmente colmada, dejando gente afuera.

Luciano Creiner, el pianista y cantante de 12 años, que tiene oído absoluto y estuvo internado 32 días por COVID-19 y hasta fue sometido a una traqueotomía en 2020, está haciendo temporada teatral en Mar del Plata.

Con localidades agotadas, se está presentando todos los días, a las 0.00 horas, con “La vacuna del humor”, junto a los humoristas Alfredo Silva, Flavio “Hijitus” Gastaldi, Daniel “Jaimito” Bifulco y gran elenco, en el Teatro San Martín, sito en la peatonal San Martín 2315, en la “Ciudad Feliz”.

“Después de todo lo que pasé, estoy muy agradecido a la vida que me regaló una segunda oportunidad. La de volver a Mar del Plata, ciudad que mis padres me enseñaron a amar desde que nací, y poder subirme al escenario por segunda temporada consecutiva, al lado de artistas que admiro”, afirma Luciano.   

El niño prodigio viene de presentarse en “Golden City, el music hall 2”, en el Teatro Regina, el pasado 3 de noviembre, junto a Miguel Ángel Cherutti y el Mago Black, a sala totalmente colmada, dejando gente afuera. Ya había sucedido algo similar en junio último, con “Golden City, music hall 1”, en la misma sala teatral porteña.

Cabe destacar que, el virtuoso artista toca el piano desde los 3 años y posee oído absoluto, al igual que Freddy Mercuri, Charlie García, Amadeus Mozart o Michel Jackson, había donado sus regalías a “Sur Solidario”, la fundación que apadrina el cantante Axel, y a la “Casa del Teatro”, luego de sus dos presentaciones en el Teatro Regina.  

Antes de su primera presentación, en junio último, Luciano Creiner fue visto en una nota televisiva por Cris Morena, que no dudó en comunicarse con sus padres y otorgarle una beca para que se forme artísticamente en su academia “Otro Mundo”.

Para el hijo varón de Diego y Carmen, los escenarios son parte habitual en su rutina. Ha actuado en varias obras de teatro, toca el piano de manera extraordinaria, y con su voz ha sabido ganarse el aplauso del público.

EL NIÑO PRODIGIO QUE SE RECUPERÓ ANTE LAS ADVERSIDADES

Pero el destino quiso que, en septiembre de 2020, el COVID-19 pusiera un paréntesis a esas ilusiones y trastocara la vida al precoz artista y a toda su familia.

“No se sentía bien, lo llevamos a la clínica, enseguida lo revisaron, le pusieron oxígeno y lo internaron en terapia intensiva. Estuvo 32 días internado, temíamos lo peor, hasta que gracias a Dios despertó”, afirma su madre Carmen al recordar esas semanas interminables de la pandemia.

Las malas noticias para el creador del IG @lucianocreiner no terminaron allí. “Tuvieron que hacerle una traqueotomía para que pudiera respirar”, revela la progenitora comentando que, en ese lapso, no podía ingerir comidas, se alimentaba por sonda y sólo toleraba cucharadas de agua fría que le ayudaban a fortalecer su garganta.

La fuerza de voluntad y las ganas del fan de River Plate para salir adelante, pudieron más que cualquier diagnóstico, “Un día, milagrosamente, salió de la cama, se sentó en el sillón y nos empezó a hacer dibujos de agradecimiento”, rememora Carmen emocionada.

El arte, que lo acompaña casi desde la cuna, también estuvo a su lado durante su recuperación. “Porque empezó a tocar el piano para los doctores y después para otros pacientes”.

Al cabo de 32 días, Luciano Creiner recibió el alta de terapia intensiva, dejando una huella imborrable en todos los que lo acompañaron en ese momento. Al punto que, médicos y enfermeras lo despidieron con un diploma “al mejor paciente”.

Gracias a la rehabilitación realizada en su casa, junto a su fonoaudióloga Valeria, luego de 62 días Luciano pudo volver a comer y finalmente el 9 de noviembre de 2020, le sacaron la cánula o tubo.

Como amante de la vida, Luciano Creiner no hace cosa que celebrarla. El pequeño artista que resultó ser un grande ante la adversidad.

Para obtener más información del niño prodigio, contactarse con su IG @lucianocreiner

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *