Juan Manuel Piñeiro: “Decidí abrir dos empresas en plena crisis porque estoy convencido que mi país es el mejor lugar del mundo para invertir”

Juan Manuel Piñeiro: “Decidí abrir dos empresas en plena crisis porque estoy convencido que mi país es el mejor lugar del mundo para invertir”
Nuevo emprendimiento. En la terraza de su oficina en Puerto Madero donde funciona su flamante productora.

A los 37 años, el piloto nacional inauguró en Puerto Madero una productora de eventos y una constructora. Peronista desde la cuna, cree que la gestión de Sergio Massa “es la última oportunidad que tienen de cara a las elecciones”. Alejado desde hace cuatro meses del automovilismo confiesa que todos los días “sueña con volver”, y analiza seriamente una oferta que le llegó para correr en Uruguay.

Juan Manuel Piñeiro
Hombre del espectáculo. Durante varios años fue el manager de varios grupos de música. La idea es volcar esa experiencia en este nuevo emprendimiento.

En su oficina del sexto piso en Puerto Madero, las paredes están empapeladas por distintos cuadros que describen su prolongada trayectoria como deportista. “En total, corrí más de cien carreras por distintos circuitos de argentina y el mundo. Y la verdad es que extraño bastante ese mundo…”, confiesa Juan Manuel Piñeiro (37). Es que hace cuatro meses, por una denuncia de una publicidad en uno de sus autos, decidió bajarse de la butaca para enfocarse y concentrarse en la causa y en su trabajo como empresario. En el mes de abril, el actual ministro de Economía de la Nación Sergio Massa y su esposa Malena Galmarini, presentaron una denuncia penal contra Piñeiro por “Tráfico de influencias”. ¿Qué significa? Un delito contra la Administración Pública que “se concreta cuando una persona solicita o recibe dinero, haciendo valer indebidamente su influencia ante un funcionario público”. Para esto, el código penal prevé una pena de prisión de uno a seis años junto a una inhabilitación especial perpetua.

En su momento, el mismo Piñeiro salió a explicar qué había pasado. “Todo arrancó en marzo cuando corrí en el TC Regional en el autódromo Roberto Mouras de La Plata. Unas horas antes del inicio se acercó Matías, un amigo de años, encargado de cerrarme los contratos de publicidad; y me avisó que ‘había llegado a un acuerdo con AySA para que sea nuestro principal sponsor’. Yo le creí porque no era la primera vez que a horas del inicio de la carrera, conseguía una publicidad. Pero todo resultó ser una mentira…”. Luego de ese episodio al piloto le iniciaron una causa judicial que avanzó y que espera turno para el juicio oral. Por este motivo, Piñeiro colgó los guantes y el buzo anti flama y cambió de vida.

Juan Manuel Piñeiro
Noche de estrellas. En pocas semanas, con una vista envidiable de la Ciudad, el empresario prepara la inauguración de sus dos empresas.

DE PILOTO A EMPRESARIO. Hace unos meses alquiló oficinas en Puerto Madero y abrió sus dos nuevas empresas. Una productora de eventos deportivos, musicales, y culturales; que se llama Baires Entertainment Group. La segunda, una constructora con el nombre de Construction en Ciment: “Hace varios años que estoy relacionado con los espectáculos. Representé varios grupos musicales y armé decenas de eventos por toda Sudamérica. La idea es volcar toda esa experiencia en un rubro en el que conozco y me siento cómodo. Decidí abrir dos empresas en un momento de crisis extrema porque estoy convencido que mi país es el mejor lugar del mundo para invertir”, confiesa Juan Manuel y arranca con la charla.

-En paralelo armó una constructora. ¿También tiene experiencia en el rubro?

-Trabajé mucho tiempo en la empresa de un amigo y aprendí bastante. También tengo varios conocidos en distintos sindicatos y muchas veces me pidieron que les diera una mano buscando compañías para llevar adelante diferentes proyectos. Y ahí fue cuando se me ocurrió la idea de armar mi propia empresa para poder presentarme en esas licitaciones.

Juan Manuel Piñeiro
El primer contrato. “La idea es sumar deportistas y artistas para poder representarlos”, asegura Piñeiro. Esta semana firmó un acuerdo con Gonzalo Omar Patón Basile para realizar distintos eventos por todo el país.

-¿Qué lo entusiasma más: la productora o la constructora?

-Las dos por igual. Soy una persona que siempre estuvo vinculada con los shows musicales: ¡me gusta mucho todo el tema de los espectáculos! Además quiero tener un estudio de grabación, una discográfica, una radio que salga por streaming: el proyecto es ambicioso. También de chico soñaba con ser arquitecto. De alguna manera, siento que pude juntar mis dos pasiones.

Juan Manuel Piñeiro
Sobre ruedas. En el autódromo Oscar y Juan Gálvez de la Ciudad de Buenos Aires. Todavía sueña con salir campeón en la misma pista en la que supo correr su gran ídolo Juan María Traverso.

-Pensé qué su pasión era el automovilismo…

-¡Esa es otra! ¡Al parecer soy un apasionado de la vida! (Carcajadas).

-¿Piensa volver a correr o es una etapa terminada?

-No lo tengo decidido… Con todo lo que viví, referido a la denuncia, no me pude concentrar como me hubiera gustado. Y cuando te subís a un auto tenés que estar cien por ciento enfocado en lo que hacés.

Juan Manuel Piñeiro
Todo terreno. Desde hace 18 años corre en distintos autódromos del país. Hoy piensa seriamente en terminar el año en los autódromos de Uruguay.

-¿Lo llamaron sus ex compañeros?

-Sí. Me llamaron pilotos, autoridades de distintos autódromos, algunos sponsors: todos solidarizándose por lo que me había pasado. Hasta recibí una invitación para ir a correr a Uruguay en los meses de octubre, noviembre y diciembre.

-¿Tiene ganas de irse a correr afuera del país?

-Lo estoy evaluando… Igual antes quiero terminar con el tema de las causas así viajo tranquilo.

Juan Manuel Piñeiro
Soy tu fan. Cuando la gente del automovilismo lo reconoce en la calle, lo paran para sacarse fotos y pedirle un autógrafo. “Me debo a mi público”, confiesa entre risas.

-¿Cómo sigue la causa que se inició por la denuncia de Sergio Massa?

-La causa avanzó, yo testifiqué, conté todo lo que había pasado, y ahora estoy esperando que me den la fecha para el juicio oral. No soy tonto y sé que una pena o una sanción me van a dar por el error que cometí. Fue involuntario, caí en un engaño, pero soy grande y me tengo que hacer responsable.

-Además, usted tenía otras denuncias de su ex pareja Natalia Verónica Montero. ¿Eso lo pudo arreglar?

-No, seguimos con acusaciones cruzadas de los dos lados y la justicia nos dio un botón anti-pánico. A ella por las cinco denuncias que me hizo y a mí por las 37 que yo le realicé a ella.

-¿Cómo se llega a eso?

-A los pocos meses de habernos separados conocí a una chica y comencé una nueva relación. Cuando Natalia se enteró, ingresó al departamento en el que yo estaba porque ella todavía tenía la llave, vio las valijas de la mujer que había llegado desde Chile, y le rompió toda la ropa. Ahí comenzó una guerra que nunca pudimos parar.

-¿La última denuncia cuándo fue?

-El 23 de julio. Se presentó en la comisaría y dijo que yo la había amenazado con un arma a ella y a mi ex niñera. Y aunque las cámaras del edificio y de mi casa muestran que eso era falso, le dieron curso a la denuncia y allanaron mi departamento en busca de armas y drogas.

-¿Cuándo y cómo fue el allanamiento?

-Fue el lunes 25 a las siete de la mañana. Lo increíble es que a las nueve y media yo tenía que declarar en la Fiscalía 23 por la causa que lleva adelante mi ex. Entraron, rompieron todo, y cuando se dieron cuenta que estaban equivocados, me pidieron disculpas. Lo increíble es que vinieron a casa buscando drogas cuando en realidad, por distintas notas periodísticas que salieron publicadas, a la familia de mi ex es a quien la justicia está investigando. Y esto, por mi hijo que vive la mitad de los días de la semana en su casa, me tiene bastante preocupado.

-¿Nunca pudo hablar con Natalia para poner paños fríos pensando en su hijo?

Lo intenté muchas veces. Juan Lorenzo tiene seis años y sé que está sufriendo mucho por todo esto. Hace poco íbamos en el auto a ver a San Lorenzo y me preguntó: ‘¿Por qué no podemos salir como antes: mamá, yo, y vos?’. La verdad es que eso me parte el alma… A mí me encantaría tener una buena relación. Eso mismo dije ayer cuando me tocó ir a declarar a la Fiscalía Penal y Contravencional de Faltas número 23 en CABA, a cargo de Claudio Silvestri.

-¿Cómo fue esa declaración?

-Muy buena. Me atendió Vanina Cuomo, auxiliar de Verónica Glinga; la secretaria del fiscal, y me hizo todas las preguntas que se desprendían de la causa, y yo pude aportar todas las pruebas necesarias para mi defensa. En medio de la declaración ella me hizo la misma pregunta que vos, o parecida. Y ahí le manifesté que realmente, por Lorenzo, me encantaría que nos llevemos bien. Cómo dos personas adultas que se separan.

-¿Cuánto hace que están separados?

-Casi cuatro años…

-¿Usted pudo volver a rehacer su vida sentimental?

-Me costó mucho… Hace poco tiempo me volví a reencontrar con una amiga de la infancia y decidimos apostar a un amor de adolescente que jamás prosperó.

-¿Se puede saber el nombre y a qué se dedica?

-Prefiero mantenerlo en secreto porque es una persona muy famosa… Hace poco salió en varios medios, por algo referido a su trabajo, y me tuve que escapar de los paparazzi… (Risas).

Juan Manuel Piñeiro
Nuevo amor. Aunque prefiere por ahora no dar nombre, el empresario confiesa que está empezando una relación con una mujer conocida en el mundo del espectáculo.

-Le cambio de tema, para ir terminando. Hoy Sergio Massa tiene rango de casi un Súper Ministro: ¿se imaginaba esto?

-¡Qué buena suerte la mía: me denuncia y se convierte en uno de los políticos más importantes del país! (Más risas). Fuera de broma, creo que le hace muy bien al país tener alguien como Sergio intentando conseguir lo que este gobierno no pudo hacer en casi tres años de gestión.

Juan Manuel Piñeiro
“Soldado de Perón”. Así es como se define Juan Manuel. A pesar de la denuncia que le realizó Sergio Massa, apuesta a que el nuevo Ministro de Economía, “tome las medidas necesarias para enderezar el país”.

-Veo que en su escritorio tiene la primera edición del libro Perón y su tiempo, escrito por Félix Luna. ¿Usted es peronista?

-Sí, desde que comencé a tener conciencia política me hice Peronista y es algo que nunca voy a cambiar. A veces, me siento más o menos identificado con un gobierno. Pero creo que siempre hay que estar de este lado de la vereda. Cuando los argentinos probamos cruzarnos al frente, todo fue un desastre.

-¿Cree que le puede ir bien a Sergio en este nuevo rol manejando la economía del país?

-Creo que sí… Siento que es la última oportunidad para salir de una crisis exasperante. Además, como Peronistas, tenemos que cambiar la imagen para hacer una buena elección en el 2023.

-Si Massa consigue revertir la situación, los números del país mejoran y él decide ser candidato a Presidente: ¿Usted lo votaría?

-¡Soy el primero! Más allá de todo lo que pasó, no le guardo ningún rencor y le deseo lo mejor. Creo que es un gran dirigente político y como te dije recién, hoy se convirtió en nuestra única esperanza.

-¿Cómo se hace para abrir dos nuevas empresas en un país en crisis, con inflación y el dólar por las nubes?

-No es fácil pero tampoco imposible. Siempre aposté por mi país y en este momento siento que hay que hacer el mayor esfuerzo. “Crisis significa oportunidad”, reza el proverbio chino y soy un convencido de eso. Ojalá que podamos salir pronto adelante para que millones de argentinos podamos disfrutar del hermoso país que tenemos.

Por Sergio Oviedo
Fotos: Enrique García Medina

Deje su comentario