Rápido y furioso pero más rápido, dale, dale, ¡apurá!

Hoy, en exclusivo, desde la vida cotidiana, nuestro enviado especial, Adrián Stoppelman, trata de seguirle el ritmo al vértigo de todo lo que sucede en la vida a 2x. Léala, pero rapidito, que mientras lee esto, se está perdiendo otras cosas que pasan simultáneamente y más velozmente aún.

Fuente: Télam

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *