energía
Economía

Empresas dicen que nuevas tarifas no representan ingresos adicionales para las distribuidoras

El aumento tarifario para grandes usuarios que fue instrumentado hoy por el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) “no representa ingreso alguno para el negocio de la distribución de energía y es exclusivamente para bajar el subsidio al costo de producir y transportar”, dijeron las compañías del sector.

La aclaración fue emitida por la Asociación de Distribuidores de Energía Eléctrica (Adeera) y dos de sus 48 empresas asociadas, Edenor y Edesur, que son las que deberán implementar los aumentos.

Adeera, en un comunicado, explicó que los incrementos de entre 16% y 19% en el costo de la energía es un “concepto que las distribuidoras trasladan a sus facturas en su justa medida y pagan con lo recaudado lo que les cobra la Compañía Administradora del Mercado Eléctrico Mayorista (Cammesa)”.

Por eso, señalaron que “la parte de la tarifa que corresponde al Distribuidor, denominado Valor Agregado de Distribución o VAD, no se modifica”.

Además, resaltaron que “los usuarios de las distribuidoras no pagan en la tarifa el costo total de la energía, ya que el Estado subsidia entre el 60 y 40% de ese costo según la categoría”.

En particular la Resolución 748 de la Secretaria de Energía estableció principalmente una quita de subsidios a usuarios industriales denominados GUDI (Grandes Usuarios del Distribuidor) que consumen más de 300 KW de potencia.

A partir de esa decisión, el ENRE instrumentó los nuevos cuadros tarifarios mediante las resoluciones 262 y 263, publicadas en el Boletín Oficial, y correspondientes a las nuevas tarifas que las empresas Edenor y Edesur deberán aplicar.

Precisamente, la empresa Edenor comunicó esta tarde que “el

aumento solo impacta a 721 clientes de la compañía, conocidos como GUDIS, del segmento de los grandes usuarios de electricidad”, y refrendo que eso “no representa aumento alguno en los ingresos de la compañía”.

“El incremento corresponde a la actualización del precio estacional de la energía mayorista. No hay ninguna modificación ni cambio en las tarifas residenciales como tampoco de los hogares”, aseveró la mayor distribuidora de la Argentina.

En similar sentido, aclaró que la resolución “no implica aumentos para clientes domiciliarios y sí una quita de subsidios a grandes usuarios”, una decisión que “no generará más ingresos para la distribuidora”.

“Se trata del precio estacional de la energía que fija el Estado y sólo aplica para los denominados Grandes Usuarios. De ningún modo las tarifas domiciliarias tendrán un aumento desde agosto como se interpretó erróneamente”; resaltaron desde la compañía controlada por el grupo Enel.

Deje su comentario