Breves

Padre nuestro

A 47 años del asesinato que no pudo callarlo, resuena el grito de Carlos Mugica, entre la prepotencia de la indiferencia y la entrañable transparencia de su querida presencia.

Fuente: Télam

Deje su comentario