Santiago Cafiero
Actualidad Política

“La oposición tiene que dejar de hacer política barata”, advirtió Santiago Cafiero

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, afirmó esta noche que “no debe haber grieta con las vacunas y la campaña de vacunación” contra el coronavirus y por ello reclamó a la oposición que “deje de ideologizar y de hacer política barata” con ese tema.

Además, reivindicó la unidad del Frente de Todos y destacó que el presidente Alberto Fernández y la vice Cristina Kirchner marcan la línea política de la coalición y “garantizan la felicidad del pueblo y la grandeza de la Nación”; mientras el resto son “funcionarios que podemos estar de paso”.

En declaraciones al canal TN, Cafiero ratificó las restricciones para el ingreso al país de vuelos y viajeros entre el 25 de diciembre y el 8 de enero y reiteró que los argentinos y residentes que vuelvan de otros lugares deberán cumplir siete días de aislamiento y hacerse el test PCR para determinar si tienen o no el virus Covid-19.

“La Argentina tomó una sola medida con respecto a las vacunas: acordar y generar contratos y acuerdos para abastecernos de todas las vacunas posibles que la Anmat vaya autorizando”, aseveró el funcionario.

Añadió que “lo hicimos con la Sputnik y queremos hacerlo con la de Pfizer”, y aseveró al respecto que “continúan las negociaciones con este laboratorio.

“Argentina ha demostrado mucha voluntad para adquirir esa vacuna, lo mismo pasa con la de AstraZeneca y Oxford. La Argentina ha desplegado acuerdos con todos los laboratorios que tienen producción de vacunas para que podamos adquirir las necesarias para que todos los argentinos puedan inmunizarse”, amplió.

Cafiero sentenció que “la oposición trata de ideologizar las vacunas y las medidas de salud. Pero no tiene que haber grieta en la vacuna ni en la campaña de vacunación”.

“Y la oposición tiene que dejar de ideologizar y de hacer política barata” con el tema,.enfatizó.

Tras sostener que “la pandemia no tiene manual y el mundo no tiene el manual de la pandemia”, sostuvo que “se mantienen las actividades” previstas para la temporada estival, pero advirtió que “es todo muy dinámico y vamos a tener que ir evaluándolo para tener un verano cuidado, respetando todas las medidas sanitarias”.

Cafiero argumentó, ante las nuevas restricciones, que hay “aumento de casos en países limítrofes y empezamos a ver en algunos municipios (argentinos) que empezaron a aumentar”.

El funcionario alertó que “efectivamente hay cierto relajamiento, pero es cierto también que muchos de los que critican una cosa ahora critican otra”, en referencia al restablecimiento de las medidas de control.

En ese punto reiteró que hubo que “robustecer un sistema de salud destruido, como aumentar la terapia intensiva en 40% y la capacidad hospitalarias con 12 hospitales modulares”.

“Había un Estado fundido, defaulteado”, enfatizó Cafiero, en referencia a lo que el actual Gobierno recibió de la administración de Mauricio Macri.

“Dejaron un Ministerio de Salud con 25 % menos de presupuesto, con hospitales sin poner en funcionamiento. Hubo un punto de partida desde muy abajo”, amplió.

Con respecto a la relación con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, dijo que “no somos ni amigos ni archienemigos, ni se le quitó la plata”.

“Hubo una injusticia de Macri (de aumentar los fondos a la CABA) y lo que hicimos fue revertir esa injusticia y algo más equitativo”, dijo en referencia a la redistribución de fondos.

También sostuvo que hay una “relación institucional con Larreta, pero pensamos dos países totalmente distintos. Larreta contribuyó cuatro años al modelo de país de exclusión que encabezó Macri”.

Cafiero defendió la unidad del Frente de Todos y aseveró que “lo que hace Cristina es una reafirmación del horizonte político” de la coalición.

“Es el pensamiento estratégico de nuestra vicepresidenta, que remarca el camino que vamos a surcar al año que viene como Gobierno. Lo que plantea es adecuado: continuar con mucho coraje como el que tuvimos este tiempo a la hora de llevar adelante una pandemia”, abundó.

También expresó que “desde el 11 de diciembre hasta acá quedó una inercia por una bronca que le generó a la oposición y a un sector del establishment que el peronismo se haya unido, nuestra armonía política”.

“Nunca nos perdonaron que nos hayamos juntado”, amplió, y aseguró que “el Presidente está conforme con el gabinete, con la gente que eligió para que lo acompañe”.

“Quienes garantizan el conglomerado del Frente de Todos son Alberto y Cristina y nosotros somos funcionarios que tenemos que llevar adelante esa agenda. Los funcionarios podemos estar de paso, pero quienes garantizan la felicidad del pueblo y la grandeza de la Nación son Alberto y Cristina”, sentenció.

Deje su comentario