La inflación de EEUU sube 0,6% en julio y la interanual llega al 1%

La inflación de EEUU sube 0,6% en julio y la interanual llega al 1%
El Indice de Precios al Consumidor (IPC) de los Estados Unidos subió 0,6% en julio, mientras que la tasa interanual se situó en 1%, informó hoy el Gobierno estadounidense.

Los datos de inflación divulgados por el Departamento de Trabajo superaron los cálculos de los economistas, que esperaban un incremento de alrededor de 0,3% en los precios que pagan los consumidores.

Los precios de la energía aumentaron 2,5% con un marcado incremento de 5,6% en los combustibles, como reflejo de un aumento en la demanda producto de la relajación de las restricciones por causa de la pandemia de coronavirus, según la agencia de noticias EFE.

Esos incrementos se vieron parcialmente contrarrestados por la caída de 0,4% de los precios de los alimentos, mientras que el costo de la canasta básica bajó 1,1%.

Por su parte, subieron 0,5% los precios de los autos cero kilómetro, frente a una caída del 0,2% en junio, mientras que las propiedades inmuebles subieron 2,3%, una décima menos que en el sexto mes del año.

Los incrementos de precios al consumo estuvieron en línea con el aumento de precios al productor, que en julio subieron 0,6%, el mayor incremento mensual desde octubre de 2018.

La demanda de los consumidores, principal causa del aumento de precios, estará ahora supeditada a la caducidad del subsidio adicional de desempleo de US$ 600 semanales creado en marzo por el Congreso.

Hasta la fecha, los legisladores estadounidenses no se han puesto de acuerdo sobre si extenderán o no dichas ayudas familiares.

En relación con la evolución de las tasas de interés, la Reserva Federal (FED) decidió mantenerlas en su última reunión de julio, cuando señaló que «la senda de la economía dependerá del rumbo del virus.»

La decisión de mantener las tasas entre 0% y 0,25% desde el inicio de la crisis se tomó de manera unánime y reafirmó el compromiso de la FED, que efectuó masivas inyecciones de liquidez a través de la compra de deuda.

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, reconoció tras esa reunión que el aumento de casos de Covid-19 en las últimas semanas «parece haber frenado el consumo y la contratación» de empleados.

La crisis actual de la salud pública «pesará de manera contundente en la actividad económica, el empleo y la inflación a corto plazo», remarcó.

Deja un comentario