Se implementará una «red de cuidado» basada en la tecnología en el barrio popular Puente de Fierro de La Plata

Se implementará una «red de cuidado» basada en la tecnología en el barrio popular Puente de Fierro de La Plata

Investigadores de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y el Conicet reunirán datos sanitarios del barrio popular Puente de Fierro con una aplicación que permitirá monitorear medidas preventivas durante la pandemia de coronavirus y atender necesidades urgentes, iniciativa que podría ampliarse a otras urbanizaciones del país, se informó hoy.

Con el Sistema de Vigilancia Epidemiológica Comunitaria (SVEC), basado en el uso de telefonía móvil, los investigadores implementarán una «red de autocuidado» para prevenir y controlar los efectos de la Covid-19 en la urbanización informal más grande de La Plata, donde viven unas 5.200 personas.

El proyecto fue iniciativa de 13 profesionales, entre los que hay epidemiólogos, médicos, geógrafos, comunicadores sociales, informáticos y terapistas ocupacionales, que trabajan desde 2013 en barrios populares de La Plata, Berisso, Ensenada y otros municipios del país, con participación de estudiantes.

«Proponemos un sistema de vigilancia epidemiológica comunitaria para trabajar en red politotal, eso es muy innovador en América latina. Vamos a la acción concreta. Hacemos a la vez diagnóstico e intervención», dijo a Télam Horacio Bozzano, director del proyecto, que se implementará desde fines de mayo e involucrará a las más de 30 organizaciones sociales e instituciones presentes en Puente de Fierro.

El proyecto de Bozzano y su equipo fue aprobado recientemente por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación (MINCyT), que tras lanzar una convocatoria para iniciativas relacionadas con la pandemia de la Covid-19, recibió más de 900 y seleccionó cerca de 60.

«La propuesta es que los científicos sirvamos de nexo entre el Estado, las organizaciones y las personas», dijo a Télam Gustavo Marín, docente de medicina comunitaria en la UNLP e integrante del equipo, que hace cuatro años realiza mesas permanentes de trabajo mensuales en Puente de Fierro y otros barrios de Berisso, Ensenada y La Plata.

Por medio de las organizaciones barriales, se pedirá a los vecinos que descarguen la aplicación y se les darán minutos de navegación gratuita.

A través de la aplicación, los científicos desarrollarán un «sistema de información geográfica para el monitoreo y alerta temprana de casos susceptibles, infectados y recuperados por Covid-19».

Con los datos médicos y comunitarios que los propios vecinos cargarán, se sabrá, por ejemplo, quiénes tienen enfermedades crónicas, si pueden acceder a los medicamentos y qué desplazamientos hacen las personas consideradas como casos sospechosos.

La información se transmitirá en tiempo real y los investigadores facilitarán el acceso a los servicios de salud de la población vulnerable y harán intervenciones directas, como acercarle medicamentos a quienes los necesiten.

Graciela Etchegoyen, epidemióloga de la UNLP y miembro del equipo, comentó que «el SVEC permitirá consolidar corredores seguros para la atención de la salud de los adultos mayores, las embarazadas y personas con patologías crónicas que requieren continuar con sus tratamientos en el marco del aislamiento».

Marín, por su parte, apuntó que el proyecto busca garantizar que las medidas estatales y la ayuda de otras entidades, «llegue de manera equitativa a todos los habitantes del barrio».

Otro de los objetivos es «fortalecer estrategias de autocuidado personal y grupal», por eso apela a la participación activa de los vecinos.

Los autores afirmaron que el proyecto dará resultados «dentro de los dos primeros meses», el tiempo que llevará completar la base de datos para realizar los primeros análisis, y «un mayor y mejor entendimiento de la problemática durante la pandemia y luego del momento de mayor contagio».

A partir de la experiencia, los investigadores generarán material audiovisual para difundirlo en otros barrios populares de ciudades argentinas.

Luego de seleccionar el proyecto, el MINCyT sugirió a sus autores trabajar con otras tres iniciativas que se desarrollarán en el conurbano bonaerense, Resistencia (Chaco), Tucumán, Santiago del Estero y Catamarca, en zonas urbanas, periurbanas y rurales.

«La sinergia y articulación entre estos cuatro grupos contribuirá a ofrecer aportes en materia de políticas públicas inclusivas replicables en toda la Argentina», dijo Bozzano.

Por esta razón, los científicos platenses desean y planifican que la experiencia de Puente de Fierro se «federalice en los 4400 barrios populares argentinos», concluyeron.

Deja un comentario