Psicoanálisis
Actualidad

Psicoanálisis en tiempos de coronavirus y cuarentenas

Los profesionales de la psicología han implementado las videollamadas, conversaciones por skype, whatsapp o mail para brindar las sesiones terapéuticas en un momento en que hay un crecimiento de la angustia y las ansiedades debido al coronavirus.

Videollamadas, conversaciones por skype, whatsapp o mail son algunas de las herramientas a las que están recurriendo en estos días de cuarentena varios psicólogos y psiquiatras, quienes afirmaron que están aumentando “las angustias y ansiedades de los pacientes”.

“Tomé la iniciativa de plantear a mis pacientes la idea de cuidarnos entre todos”, explicó la psicóloga Nancy Verdugo Pagliotti, quien comentó telefónicamente a Télam que entre sus pacientes hay algunos que superan los 60 años y otros adolescentes, pero que son hipertensos o diabéticos.

Verdugo dijo que tuvo que recurrir a herramientas tecnológicas como conversaciones vía skype y videollamadas para no discontinuar el acompañamiento y la contención de sus pacientes.

“En general lo aceptaron muy bien, y respetando sus horarios habituales de sesión se comunican por estos medios”, y destacó que incluso tuvo que dar instructivos y consejos técnicos a adultos mayores que le pidieron ayuda para lograr conectarse.

No obtuvo la misma respuesta el psicoanalista Ricardo Augman, quien contó que “ante el llamado para cancelar la sesión, ofrezco la alternativa de sostener el trabajo a distancia, y en general la respuesta es rechazada. Me dicen que no se sentirían cómodos, que es raro, que prefieren suspender hasta nuevo aviso, signos del miedo, de un pánico inexplicable”, dijo.

Augman sostuvo que en realidad “en mí experiencia de atención clínica, hace muchos años que desarrollo trabajo a distancia como consecuencia de las migraciones de algunos de mis pacientes. Es un trabajo eficiente y sostenido en el tiempo, con diversas tecnologías de acuerdo a las épocas”, señaló.

“Ya desde la semana pasada, la mitad de las sesiones de mis pacientes se van en hablar del coronavirus, y me consta que a muchos de mis colegas le pasa lo mismo”, comentó a Télam la psicóloga Fernanda Azcoitía, terapeuta y directora del Centro de Asistencia al Suicida (CAS).

La psicóloga explicó que después del anuncio de las medidas oficiales, comunicó a sus pacientes que en las próximas dos semanas no iba a atender personalmente y puso a disposición hacerlo por skype o videollamada.

“Ya sea porque tengo pacientes de riesgo y en mi caso tengo 64 años, con algunos problemas de hipertensión y mis propios hijos me reclamaban que me cuide”, precisó Azcoitía.

El uso de la tecnología en tratamientos psicológicos no es nuevo. “Llevamos años con este tipo de atención, desde pacientes que migraron a otros países y no quieren perder el contacto con sus terapeutas o por otras situaciones particulares”, explicó a Télam Claudia Borenzstein, presidenta de la Asociación Psicoanalítica Argentina (APA).

“Ahora que debemos utilizarlo sí o sí, es importante que los pacientes lo acepten y que comprendan que estamos en una emergencia”, dijo Borenzstein.

Fundamentalmente, la presidenta de APA subrayó que el que sean “contactos virtuales” no significa que no sean “contactos”, y que “no los abandonamos” sino que estamos ante otro tipo de “presencia” no física, pero “presencia y acompañamiento” al fin. “Y si necesita vernos la cara ¿por qué no? Para eso podemos recurrir a la videollamada”, sostuvo.

En el caso de los médicos psiquiatras que atienden en el consultorio, porque hay casos más graves o pacientes que requieren recetas, en la mayoría de los casos están favoreciendo también la atención virtual.

“Muchas veces hemos advertido del mal uso de la tecnología, pero en esta ocasión tan particular que estamos viviendo es bueno resaltar que la tecnología está al servicio de los vínculos humanos”, agregó Azcoitía.

“Justamente porque todo lo que tenga que ver con el aislamiento no es bueno para las personas. Nietos aislados de sus abuelos; personas solas dentro de sus casas, restricción de salidas y visitas, etc. Los medios de los que hoy disponemos pueden favorecer la comunicación y los vínculos humanos sin el contacto directo que en estos momentos nos está vedado”, explicó.

“Que los papás pongan la computadora, la tablet, para que sus hijos saluden a sus abuelos, a sus amigos, compartan emociones y evitar el aislamiento y la sensación de soledad y abandono que puede traer”, aconsejó la terapeuta.

Sobre cómo están transitando los pacientes la “cuarentena”, la psicóloga advirtió que se están dando dos situaciones opuestas ante la sobreinformación que existe del coronavirus.

Y lo explicó de este modo: “El que está todo el día recibiendo información del tema en su celular, o pasa horas frente al televisor, que en estos días pasó a ser un monotema; y el otro que minimiza todo: yo no me conecto, hago mi vida normal, y se enoja con el médico o familiares que no lo dejan salir, etc.”.

“Hay mucha ansiedad, demasiada información y muchos pacientes que están solos y horas frente al televisor, y esto no es bueno”, coincidió Nancy Verdugo.

Y explicó que “para contenerlos empecé a delimitar algunos espacios de audiolibros, ejercitaciones para hacer por whatsapp o por mail, ya que algunos de mis pacientes, solían ser viajeros inquietos y ahora se ven impedidos de viajar, visitar a sus nietos o salir con sus amigos, etc. y eso genera mucha angustia”.

Sobre las conductas y sentimientos que se desencadenaron en torno a esta crisis sanitaria, todos los profesionales consultados por Télam coincidieron en afirmar que, sin distinción de edad hay una voluntad de “cuidarnos entre todos”, recuperar costumbres higiénicas que deberían permanecer después del coronavirus y tomar conciencia de una mayor responsabilidad social.

“Esta pandemia nos obliga a repensarnos como personas y sociedad. Todos fuimos atravesados por esta situación inédita que nos convoca a sacar lo mejor de nosotros mismos, dejar egoísmos y empezar a repensarnos como comunidad”, concluyó Verdugo.

Deje su comentario