Un hongo mutante de Chernóbil se alimenta de la radiación y la convierte en energía

Un hongo mutante de Chernóbil se alimenta de la radiación y la convierte en energía

Los científicos han descubierto que un hongo que vive en la antigua planta nuclear de Chernóbil podría estar consumiendo radiación. Los científicos creen que este mecanismo podría utilizarse para crear escudos contra la radiación que la conviertan en una fuente de energía renovable.

La variedad encontrada en Chernóbil se llama Cryptococcus neoformans, y es capaz de descomponer material radiactivo como el grafito caliente de los restos del reactor de la central nuclear, según la información publicada en Nature en 2007. No solo no teme la radiación, sino que la atrae.

El organismo fue hallado en 1991, pero sus propiedades acaban de ser estudiadas de una manera detallada.