La Noche de los Museos fue un éxito total

La Noche de los Museos fue un éxito total

La edición número 16 de La Noche de los Museos dejó un total de 110 mil visitantes entre los Museos Nacionales y los Institutos que abrieron sus puertas al público hasta las 3:00 de la madrugada del sábado 2 de noviembre.

La inauguración se realizó en la Torre Monumental con la presentación de la Banda Sinfónica de la Ciudad, dirigida por Mario Perusso, el concierto arrancó a las 19.30 con «La Fuerza del destino», de Giuseppe Verdi.

Torre Monumental

La Torre brinda una complacencia visual de los edificios de Retiro y las panorámicas del río desde su mirador. Ingresan 20 personas cada media hora que van subiendo por el ascensor en tandas de cuatro o cinco, el resto de los visitantes se quedan realizando una visita guiada en planta baja.

Este año concordó con el Día de los Muertos por lo que se hizo una celebración en el Museo de Arte Hispanoamericano Isaac Fernández Blanco donde armaron un altar. Además hubo proyecciones en 16 milímetros de contornos de esqueletos y calaveras, y retroproyecciones de sombras de las mismas figuras en el techo de la Capilla del Palacio Noel, a cargo del escritor y gestor cultural Rafael Toriz y el artista Rodolfo Souza, ambos mexicanos. También hubo un taller de maquillaje para brillar como una catrina y otro de pinturas de calaveras.

La festividad estuvo presente en todo el edificio de estilo neocolonial de este museo, que hospeda colecciones del arte virreinal de los siglos XVI. XVII y XVIII.

Pero para muchos el plato fuerte de esta noche no estuvo dentro de las paredes de un museo, sino en el Obelisco, que pasadas las 20.30 se empezó a pintar de colores para el comienzo del mapping del gran maestro Julio Le Parc, que​ proyectó unas 40 imágenes de sus obras en tamaño mega sobre el símbolo más importante de la Ciudad.

Julio Le Parc
Julio Le Parc

La proyección en el Obelisco fue el cierre de un año de tributo nacional, “Julio Le Parc-Un visionario”, con la intervención en el Centro de Experimentación del Teatro Colón (CETC) y las exitosas muestras en el Centro Cultural Kirchner (CCK) y el Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA). De hecho, este último abrió sus puertas más temprano para mostrar no sólo esa exhibición sino su colección permanente y otras exposiciones. Allí estaban programadas dos visitas guiadas a la muestra del período 1955-1959 del artista.

La Gran Logia de la Argentina abrió sus puertas a la comunidad

La Gran Logia Argentina con sede en la calle Pres. Tte. Gral. Juan Domingo Perón 1242, que preside Ángel Jorge Clavero, tuvo infinidad de visitantes que pudieron presenciar una «Tenida Blanca» para mostrar los trabajos masónicos. La masonería es una asociación de libres pensadores, progresista, filantrópica, filosófica e iniciatica.

Todas las sedes tuvieron entrada gratuita para que el publico pueda recorrerlas, se pudo viajar gratis en subte y en gran parte de las líneas de colectivos que circulan por la Ciudad y los peajes en las autopistas porteñas fueron gratuitos hasta las 3 del domingo.