Evo Morales denunció un golpe «cívico, político, policial» y renunció a la presidencia de Bolivia

Evo Morales denunció un golpe «cívico, político, policial» y renunció a la presidencia de Bolivia

El presidente de Bolivia, Evo Morales, renunció hoy a su cargo y denunció un golpe de estado «cívico, político, policial» de parte de la oposición y las organizaciones cívicas, la central sindical y las Fuerzas Armadas y de seguridad que le reclamaron la dimisión, aún cuando había convocado a nuevas elecciones generales de acuerdo con la OEA, a cargo de una auditoría a los cuestionados comicios del 20 de octubre último.

Hay una orden de detención contra Evo Morales

La Policía de Bolivia buscaba esta noche al presidente renunciante Evo Morales para detenerlo, según informaron el propio Morales y el dirigente cívico opositor Luis Camacho.

Protestas en el Obelisco contra Evo Morales