El embarazo provoca cambios en el sueño y la actividad de ratones y mujeres

Investigaciones respaldadas por March of Dimes podrían explicar complicaciones frecuentes del embarazo

El embarazo provoca cambios en el sueño y la actividad de ratones y mujeres

ARLINGTON, Virginia, 30 de abril de 2019 /PRNewswire — El embarazo provoca cambios en los ritmos cotidianos y en los niveles de actividad a partir del primer trimestre tanto en ratones como en mujeres, los que habitualmente se resuelven poco antes del parto a término, conforme a un nuevo estudio del Centro de Investigaciones sobre Prematuridad de March of Dimes en la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington, publicado en el Journal of Biological Rhythms. March of Dimes es la organización sin ánimo de lucro líder para la salud de madres y niños.

“Este resultado es fascinante porque si bien sabemos que el aborto espontáneo, el nacimiento prematuro y otras complicaciones graves durante el embarazo se vinculan a disrupciones en el ritmo circadiano de la madre, no sabemos cómo actúa”, dice la doctora Kelle H. Moley, vicepresidente sénior y directora científica de March of Dimes. “Este estudio nos acerca un paso más hacia la comprensión de cómo el ritmo circadiano normal respalda un embarazo saludable”.

Los ritmos circadianos (el reloj interno de 24 horas del organismo), que involucran los ciclos de sueño/vigila, el metabolismo, la secreción de hormonas, el nivel de actividad y otros procesos físicos, influyen sobre la reproducción en muchas especies, entre las que se incluyen los seres humanos. El cronotipo es la propensión de un individuo a dormir en un momento particular durante un periodo de 24 horas. Las alteraciones a estos procesos, conocidas como cronodisrupción, pueden ser provocadas por factores tales como el trabajo en turnos, los viajes a otras zonas horarias o las mutaciones en el gen CLOCK, y se asocian con resultados reproductivos deficientes.

“Nuestras observaciones de los avances normales en el cronotipo durante el embarazo pueden explicar por qué mujeres embarazadas con cronotipo tardío tienen 2,5 veces más probabilidad de desarrollar diabetes gestacional en su segundo trimestre que las que tienen un cronotipo más temprano“, escribió el equipo de autores conducido por los doctores Carmel A. Martin-Fairey y Erik D. Herzog. También destacaron que estudios previos han indicado que las mujeres que trabajan de noche o en turnos rotativos tienen un 60 por ciento más de probabilidades de tener abortos espontáneos o de dar a luz antes de tiempo que las mujeres que trabajan en turnos diurnos.

Los investigadores destacaron además que los menores niveles de actividad durante el final del embarazo en ratones, y a lo largo de todo el embarazo en las mujeres, son coherentes con un gran cuerpo de literatura, y sugieren un mecanismo conservado que modula los ciclos de sueño/vigilia durante el embarazo en ambas especies.


Si te gustó, compartilo!

Deja un comentario