Subsidio aplicado al desarrollo de material de sustitución ósea para uso odontológico @Min_Ciencia

A partir del financiamiento otorgado por el Fondo Tecnológico Argentino (FONTAR) la empresa argentina Odontit desarrolló una línea de relleno óseo de origen bovino que ya se encuentra disponible en el mercado local.

Vista en microscopio del material de relleno óseo

Buenos Aires, 23 de diciembre de 2015 – La Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica, dependiente del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, adjudicó un subsidio de $375.015 a la empresa Odontit, para el desarrollo de material de relleno óseo, la hidroxiapatita Synergy, que se utiliza como sustituto de hueso en odontología. Proveniente de hueso bovino desproteinizado, este componente está indicado como una solución exitosa para facilitar y mejorar la regeneración ósea. Debido a su origen natural, es comparable desde los puntos de vista químico y estructural al hueso humano mineralizado (apatita nanocristalina natural). La estructura mineral osteoconductora, altamente purificada, se elabora mediante un proceso de purificación multifásico que cumple estrictamente las normas internacionales de seguridad.

La matriz ósea Synergy, desarrollada por Odontit, se comercializa en el país y cuenta con la aprobación de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) y con la máxima certificación para este tipo de productos a nivel mundial, otorgada por la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos. El producto es apto para su utilización en tratamientos de defectos óseos, aumento y reconstrucción del reborde alveolar, rellenos de alvéolos post exodoncia, llenado de dehiscencias óseas, preparación de sitios de implante, elevación del suelo sinusal maxilar, relleno de defectos periodontales y soporte de la membrana durante la regeneración tisular guiada.

El financiamiento, adjudicado en el marco de la línea Bio-Nano-Tic 2011 administrada por el Fondo Tecnológico Argentino (FONTAR) de la Agencia, fue empleado para realizar estudios y validaciones sobre lotes piloto del producto. El aporte de la empresa en concepto de contraparte ascendió a $387.794 por lo que la inversión total para el desarrollo del producto fue de $762.809.

Dentro de otras actividades planteadas en los objetivos de la iniciativa, se avanzó en la realización de una batería de análisis in vitro, in vivo y clínicos, con el propósito de garantizar un producto que cumpla con los más altos estándares de calidad internacional. Estos estudios y ensayos se llevaron a cabo con la colaboración de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), y de las facultades de Medicina de la Universidad de Buenos Aires y la Universidad Nacional de Córdoba (UNC).

A partir de este desarrollo, Odontit se propone posicionar la línea Synergy como una alternativa de gran calidad, tecnología y prestaciones clínicas, a precios competitivos en relación a otros productos importados disponibles en el mercado local.

Acerca de La Agencia
La Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica (Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva) es un organismo nacional dedicado a la promoción de actividades relacionadas a la ciencia, a la tecnología y a la innovación productiva.

La Agencia tiene como misión promover la investigación científica y tecnológica, así como la innovación, con el fin de mejorar los sistemas productivos y de servicios. Para alcanzar esos objetivos, otorga financiamiento (créditos y subsidios) e implementa otras acciones de estímulo, dirigidas a proyectos que satisfagan condiciones específicas de calidad y pertinencia.

La Agencia cuenta con cuatro Fondos: Fondo para la Investigación Científica y Tecnológica (FONCyT), Fondo Tecnológico Argentino (FONTAR), Fondo Argentino Sectorial (FONARSEC) y Fondo Fiduciario de Promoción de la Industria del Software (FONSOFT). Estos fondos, a su vez, operan a través de distintos instrumentos o líneas de financiamiento. Cubren una amplia variedad de beneficiarios: desde científicos dedicados a investigación básica, hasta empresas interesadas en mejorar su competitividad a partir de la innovación tecnológica.

   

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *