Por el Día Nacional del Donante Voluntario de Sangre, se realiza una colecta en la UBA

El 9 de noviembre fue declarado el Día Nacional del Donante Voluntario de Sangre, a través de la ley 25.936, que apoya la importancia de poder promover un cambio cultural y concientizar a la población, incorporando esta práctica como habitual, voluntaria , solidaria y anónima, destinada al beneficio de alguien que lo necesita, en muchos casos inclusive para continuar viviendo.

La Dirección General de Redes y Programas de Salud del Ministerio junto con la Red de Medicina Transfusional, organizará el evento en el hall de la Facultad de Medicina de la UBA (Paraguay 2155) entre las 9.30 y las 16.00 hs. ¿El objetivo de la actividad? Promover la donación de sangre voluntaria y habitual, desligada de la reposición.

La colecta de sangre estará a cargo de un equipo integrado por médicos especialistas, técnicos de Hemoterapia, y promotores de la hemodonación de los hospitales porteños pertenecientes a la Red de Medicina Transfusional del gobierno porteño. Las unidades obtenidas serán derivadas a los hospitales de la Ciudad, que deben disponer de sangre y componentes ante un requerimiento transfusional.

Las personas entre 18 y 65 años, que pesen más de 50 kilos y gocen de buena salud pueden ser donantes. Deben presentar su DNI, la cédula u otro documento que acredite su identidad. Otro de los requisitos es que no se debe estar en ayunas y que entre donación y donación deben haber pasado por lo menos 8 semanas.

También podrán inscribirse donantes de médula ósea. Serán aceptadas personas de entre 18 y 55 años, que pesen más de 50 kilos y que también gocen de buena salud. Justamente de la donación de sangre se toma la muestra para la inscripción.

Diez razones para donar sangre

1. Con una sola unidad de sangre donada se pueden salvar hasta tres vidas.

2. Cada año se realizan 107 millones de donaciones de sangre en todo el mundo.

3. Aproximadamente la mitad de esas donaciones corresponden a países de ingresos altos, donde solo se concentra un 15% de la población mundial.

4. Muchos de los pacientes que necesitan transfusiones, especialmente en los países en desarrollo, no pueden acceder a tiempo a sangre segura.

5. La donación voluntaria y no remunerada de sangre es fundamental para que exista un suministro suficiente de sangre segura.

6. Los donantes voluntarios regulares representan la fuente más segura de suministro de sangre, ya que hay menos casos de infecciones transmitidas por la sangre entre esos donantes que entre las personas que donan sangre a familiares en caso de emergencia o que lo hacen a cambio de dinero.

7. En los países de ingresos bajos y medianos, la sangre donada se utiliza principalmente para casos de complicaciones relacionadas con el embarazo y de anemia infantil grave.

8. En los países de ingresos altos, las transfusiones se utilizan sobre todo en cirugía cardíaca, cirugía de trasplante, tratamiento de traumatismos graves y tratamientos contra el cáncer.

9. El suministro suficiente de sangre segura a través de sistemas nacionales de transfusión bien organizados debería ser parte integrante de la política de atención de salud de cada país.

10. La OMS proporciona orientación sobre políticas y asistencia técnica para ayudar a los países a garantizar la disponibilidad de sangre y productos sanguíneos seguros para las personas que los necesitan, así como su correcta utilización.

 

Deja un comentario