#Cartier presenta #ETOURDISSANT su colección de joyas para el verano

EL VERANO A ORILLAS DEL MEDITERRÁNEO
El azul del mar bajo el sol, el ocre de las rocas, el claro-oscuro del crepúsculo, el terciopelo negro del mar… la Riviera y su paleta de colores cambiantes han invadido el imaginario de Cartier, dando origen a la nueva colección de Alta Joyería, Etourdissant Cartier, creada por la prestigiosa firma de lujo francesa.

Una colección entre luz y sombra… Las piedras más preciosas, como diamante, zafiro, esmeralda y rubí, y también ópalo, coral, tanzanita, granate y crisoprasa, todas elegidas por su riqueza y su manera única de jugar con la luz y transformarla. Las siluetas son libres, audaces y novedosas, y forman una colección de fuegos artificiales, un torbellino de piedras talladas y calibradas que deslumbran y abrazan las noches de verano, asombrosamente resplandecientes.

El día responde a la noche y viceversa, como el derecho y el revés de un tejido sublime… Por doquier, la misma excentricidad radiante, un vértigo alegre que va desde el choque deslumbrante de los contrastes hasta el delicado velo de la noche que se posa lentamente.

CartierCartier

INCANDESCENCIA Y LUZ DEL DÍA
Para el delirante sol del verano, una colección decidida, con colores saturados, vibrantes y cálidos… Una explosión cromática que arde de deslumbramiento y se encuentra con el frescor del agua para celebrar el placer de vivir.

CartierCartier

HYDERABAD:
Esmeraldas, rubíes, zafiros, piedras grabadas con un solo trazo, firmas deslumbrantes del estilo Tutti Frutti… Contrastes cromáticos y volúmenes generosos se aventuran en la composición de una joya rebelde que pasa del cuello a la frente y de la frente a la muñeca, proclamando sin rodeos una nueva feminidad.

ROMANOV:

197,80 quilates de un azul pálido con toques de rosa, fragmento de azul caído del cielo y depositado al despuntar el día en las orillas de un nuevo mundo. Esta preciosa piedra de mil facetas late en el corazón de un brazalete de cristal de roca y diamantes.

Una piedra histórica, legendaria, que ya poseía una imponente elegancia y distinción cuando la lucía la zarina María Fiódorovna Románova, la última Gran Dama de la Rusia imperial.

Esta gema secreta revela la delicadeza de su resplandor en el centro de un brazalete puño deslumbrante, rodeado por una escarcha de diamantes tejida de rayos y haces preciosos.

EN LA PENUMBRA DE LA NOCHE

En la penumbra de la noche, aderezos sumamente refinados se encienden con mil matices… La opacidad concreta y delicada de la calcedonia y de la amatista se intensifica, el rubí arde y el diamante hechiza.

LAGON:
Piedra de magia y de milagros, el ópalo lleva en el enigma de su profundidad los tonos mezclados de la esmeralda, el zafiro, la turmalina Paraíba… Un brazalete puño de reflejos nocturnos, un brazalete entre dos mundos que estrecha un lazo con la promesa del día.

Mar Hernandez Roque https://instagram.com/atomostuyos/

Dejá una respuesta