Tiene 17 años y dio la gran sorpresa en Barcelona, pero Verdasco lo acusó de “maleducado”

La segunda jornada del ATP 500 de Barcelona tuvo una sorpresa. El ruso Andrey Rublev, de apenas 17 años y 329° del ranking, eliminó al español Fernando Verdasco (37°), tras ganarle por 7-6 (7-4) y 6-3 en una hora y 33 minutos de juego. Y desató el enojo de su rival, quien lo trató de «maleducado».

El número uno del mundo junior, que llegó al cuadro principal del torneo luego de atravesar la etapa de clasificación, terminó acalambrado y emocionado. Así ganó el quinto partido ATP de su carrera en ocho partidos. Se trata de su tercer éxito ante un top 100: este año, el juvenil ya había vencido a Dudi Sela (90°) en Delray Beach y a Pablo Carreño Busta (54°) en el Masters 1000 de Miami. En 2014 fue el campeón junior de Roland Garros.

«Para mí no es garra, es mala educación lo que tiene. Me ha sorprendido, con 17 años que tiene, lo maleducado que es y la falta de respeto contra el otro jugador, en este caso, yo», se quejó Verdasco en la conferencia de prensa posterior al partido. De todas maneras, evitó precisar qué fue exactamente lo que le molestó de Rublev: «Mil cosas, no voy a entrar en polémica pero me ha parecido bastante maleducado».

El español también consideró que el estilo de juego de su rival era «una lotería», ya que «de repente te mete dos, te falla cuatro, te mete ocho». Y remarcó que, por cansancio, había estado a punto de bajarse del torneo.

Por su, parte, en una reciente entrevista concedida al sitio español Planeta Tenis, Rublev contó que encaraba con buenas expectativas su inserción en el circuito grande. «No creo que haya grandes diferencias entre los juniors y jugadores por encima del puesto 80», dijo. En el mismo reportaje admitió que sueña con ganar un Grand Slam («el que sea») y ser número uno del mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *