La Casa Blanca confirmó que Obama estará en la Cumbre de las Américas que se hará en abril en Panamá

La presencia de Obama en la cumbre de Panamá ya había sido anunciada desde hace tiempo y ayer la primera ministra de Jamaica, Portia Simpson Miller, informó sobre la visita del mandatario estadounidense a su país.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, detalló en un comunicado que Obama se reunirá en Jamaica con Simpson Miller y con líderes del Caricom para abordar la cooperación con la región y, en particular, una iniciativa de seguridad energética.

La de Obama será la segunda visita de un presidente estadounidense en actividad a la isla desde su independencia en 1962. La primera fue la de Ronald Reagan, que acudió a Jamaica en abril de 1982, hace 33 años.

Ya en Panamá, además de participar en la cumbre, Obama tendrá un encuentro bilateral con el presidente de ese país, Juan Carlos Varela, y se reunirá también con mandatarios del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), según la Casa Blanca.

La asistencia de Obama a la Cumbre de las Américas genera mucha expectativa, dado que será la primera vez que coincida con el presidente cubano, Raúl Castro, después de que ambos anunciaran en diciembre pasado un acuerdo histórico para normalizar las relaciones entre ambos países.

Tres meses después de ese anuncio, Cuba y EEUU prosiguen el diálogo sin definir todavía cuándo abrirán sus respectivas embajadas, aunque con el logro de haber establecido un canal de comunicación directo y continuo.

Los equipos negociadores de ambos países mantuvieron este lunes un nuevo encuentro en La Habana para pulir los detalles que llevarán a la apertura de embajadas, algo que Estados Unidos quiere que se produzca a tiempo para la Cumbre de las Américas.

También la crisis que atraviesa Venezuela será una de las prioridades de Obama en la cumbre, donde instará a sus socios latinoamericanos a promover la máxima transparencia en el proceso electoral venezolano de este año, explicó el martes el subsecretario adjunto para América Latina del Departamento de Estado, Alex Lee, en el Congreso.

Las relaciones entre Estados Unidos y Venezuela están en uno de sus momentos más bajos, tras la aplicación de las sanciones aprobadas por el Congreso el pasado diciembre contra varios funcionarios del gobierno de Nicolás Maduro supuestamente vinculados con violaciones de derechos humanos y luego que Obama declarara a ese país como una amenaza para la seguridad norteamericana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *