Panorama Directo - ES

Cruces y adhesiones por la “marcha del silencio” del caso Nisman

Después de la convocatoria por parte de fiscales y empleados judiciales para el próximo 18 de febrero, a un mes de la muerte del fiscal, desde distintos sectores mostraron su apoyo al acto mientras que otros fueron detractores de algunos de sus participantes.

Con la muerte de Alberto Nisman, las teorías del caso y acusaciones cruzadas tienen al mundo de la política en vilo, en un año donde las miradas también están puestas en las elecciones que decidirán el próximo Gobierno.

El anuncio a una “marcha del silencio” desde Congreso hacia Plaza de Mayo “no es en contra de nadie”, aseguraron los fiscales que la encabezan y tuvo sus repercusiones desde los distintos arcos políticos y judiciales.

Así, el secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, consideró que los precandidatos presidenciales Mauricio Macri y Sergio Massa son “enormes oportunistas” por concurrir y consideró que “buscan utilizar su muerte” para “beneficio propio”.

Del mismo modo, tildó de un “despropósito” e “infelices” las declaraciones del fiscal Carlos Stornelli, quien alertó que el caso de Nisman “podría no ser el último”.

El funcionario ratificó que no concurrirá al encuentro, dijo que los fiscales que convocaron a la marcha del miércoles 18 “tienen todo el derecho de hacer una manifestación de estas características” y remarcó que “la libertad de la que gozamos hoy la conquistamos entre todos”.

“No creo que sean solo políticos de la oposición. Gente ligada a nuestro grupo político también va a participar de lo mismo porque los organizadores sostienen que lo que están haciendo es un homenaje al fiscal Nismal”, manifestó Fernández en declaraciones a la prensa. Además de los líderes del PRO y el Frente Renovador, el gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota, dijo que irá “como un ciudadano más” y el diputado nacional Julio Cobos aseguró que participará al tiempo que reclamó que el gobierno “no obstaculice” la investigación.

Por su parte, el presidente de la DAIA, Julio Schlosser, confirmó que la organización participará de la marcha “en tanto y en cuanto la consigna sea el silencio”.

Además, afirmó que la muerte de un fiscal “es algo dramático que le hace muy mal a la República”, y reclamó que la causa “no tome un sesgo político”.

El dirigente de la entidad judía pidió que la causa por la muerte de Nisman no sea utilizada políticamente, aunque admitió que eso “es inevitable”.

“La muerte de un fiscal es algo dramático que le hace muy mal a la República, y no creo que su memoria, su familia, sus hijas ni ningún argentino merezcan que todo esto tome un sesgo político, pero es inevitable”, afirmó.

Mientras tanto, la organización judicial cercana al Gobierno, Justicia Legítima, criticó la convocatoria y advirtió a los que integran el Poder Judicial que dudan sobre ir o no a la movilización.

Por: Ivana Martinez

Deje su comentario