Viudas e Hijos del Rock & Roll, la nueva ficción de Underground

“Viudas e Hijos del Rock & Roll”, la nueva ficción de Underground hará explotar el primetime a puro rock y comedia

Viudas e Hijos del Rock & Roll

La nueva serie de Underground Producciones que se estrena en agosto en Telefé, contará en su primer capítulo con cameos de conocidos músicos y personajes de la radiofonía argentina. La ficción se centra en la historia de enredos y amor de los herederos de un conocido conductor de radio de la década de los ‘90.

Viudas e Hijos del Rock & Roll, la nueva ficción diaria producida por Underground, se estrenará este mes por la pantalla de Telefé. La gran apuesta de la productora de Sebastián Ortega contará en su primer episodio con la participación de importantes figuras del mundo de la música incluyendo a Bersuit Vegarabat, Sandra Mihanovich, Alejandro Lerner, Hilda Lizarazu, Juanse, Iván Noble, BB Sanzo, Los Tipitos y Jóvenes Pordioseros. Además contará con la participación de otras reconocidas figuras del mundo de la música y de la radio como Sebastián Wainraich, Matías Martin y Elizabeth Vernaci.

Viudas e Hijos del Rock & Roll es protagonizada por Paola Barrientos, Damián de Santo, Celeste Cid y Julieta Ortega,  junto a un elenco de lujo encabezado por Griselda Siciliani, Fernán Mirás, Georgina Barbarossa, Mex Urtizberea, Luis Machín, Juan Minujín, Ludovico Di Santo, Verónica Llinás, María Leal, Violeta Urtizberea, Marcelo Mazzarello, Antonio Birabent, Darío Lopilato, Nicolás Francella, con la participación especial de Lalo Mir y Maju Lozano.

ADELANTO DE LA HISTORIA DE VIUDAS E HIJOS DEL ROCK & ROLL
La nueva ficción de Underground tomará el espíritu de su anterior suceso “Graduados” para contar la historia de Miranda (Paola Barrientos), hija de Roby (Lalo Mir), un locutor ícono desde los años 80, que devino en referente indiscutido del rock nacional. La radio de Roby, la Z Rock, marcó un punto de inflexión en el mundo de la música. Esta historia comienza el día su muerte, pero arrastra la carga de un verano en que el rock transformó la vida de su hija.

Durante el verano del ’92, Miranda va a Villa Gesell a un evento que conduce su padre acompañada Sandra (Julieta Ortega), su mejor amiga. Allí, en el medio de la fiesta, Miranda conoce a Diego (Damián de Santo) con quien se conecta a partir de la música en un flechazo inmediato. Para prometerse que ese amor no quedará en una historia de verano, se  hacen un tatuaje en común, anticipando una fecha y un punto de reunión en Buenos Aires. Tras la despedida con Diego, Miranda sufre la gran traición de su vida al encontrar a Sandra y a su padre besándose, y decide alejarse para siempre de ellos.

De vuelta en Buenos Aires, cuando llega la fecha del reencuentro Diego sufre un accidente camino a la cita y Miranda se queda esperando bajo la lluvia. Tras esa nueva desilusión es que la vida cruza a Miranda con Segundo Arostegui (Juan Minujín), con quien finalmente se casa, y es adoptada por su nueva familia, de clase alta y muy conservadora. Diego y Miranda no se ven nunca más.

La historia se retoma 20 años más tarde con una llamada de Pipo (Mex Urtizberea), abogado y mejor amigo de Roby, quien le avisa a Miranda de la muerte de su padre. Durante los años en que dejó de verlo, Roby hizo de su radio un ícono rockero y Sandra se convirtió finalmente en su pareja y trabajó junto a él, aunque su relación fue de mal en peor.

Muy a su pesar Miranda asistirá al funeral acompañada de su marido y volverá a conectarse con su pasado. Finalmente vuelve a verse cara a cara con su antigua amiga, pero más allá de los encuentros esperados y temidos, hay otros que le sorprenderán, como la llegada de Vera (Celeste Cid), quien se presenta como la hija no reconocida de Roby.

Mientras tanto, Diego ve por la tele a Miranda en el funeral de Roby y hace lo imposible por encontrarse con ella. Durante esos años él siguió su vida con culpa de haber sido quien frustró el encuentro con el amor de su vida y durante años siguió yendo al lugar que habían acordado encontrarse, pero ella jamás apareció. Desde hace 5 años está de novio con Susana (Griselda Siciliani), con quien está por casarse. Con Rama (Fernán Mirás), su mejor amigo, son DJs y comparten una fuerte filosofía rockera.

La Zrock se convertirá en el escenario de todos los encuentros. El de las mejores amigas peleadas a morir, el de las hermanas que no se conocen, el de un amor inconcluso postergado por el destino. Sembrado el conflicto, está comedia romántica pone en jaque a todos los protagonistas, que de una manera u otra, están en la búsqueda de su verdadera identidad. Viudas e Hijos del rock and roll es una historia de reconstrucción de vínculos a partir de la música, al ritmo del rock and roll.

netmedia argentina

Deja un comentario