John Lennon: sus años en Nueva York por Bob Gruen

El Centro Cultural Recoleta dependiente del Ministerio de Cultura del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires presenta la muestra John Lennon: sus años en Nueva York (1971-1980) del reconocido fotógrafo Bob Gruen, que por motivo de la gran concurrencia de público se extenderá hasta el domingo 7 de julio en la sala Cronopios.
Bob Gruen, amigo y fotógrafo de Lennon, presenta una muestra de 120 fotografías sobre el artista que trascendió a la leyenda. El fotógrafo vio a Lennon en su faceta más comprometida y también observó cómo enfrentó las críticas, las persecuciones del gobierno de Nixon y los fracasos profesionales, pero también en su faceta de padre, marido y artista. Gruen vivió de cerca las separaciones y reconciliaciones con Yoko Ono, sus épocas de fiesta…
A través de su lente propone un recorrido íntimo por escenas de la vida íntima y pública del músico. Gruen muestra a Lennon en distintas situaciones de la vida: con Yoko, tocando junto a otros músicos, con su hijo Sean de bebé, en el estudio de grabación; dando cuenta de facetas poco conocidas del icono musical.
“John Lennon y Yoko Ono, poseían un gran sentido histórico y la clara noción de que el trabajo que estaban haciendo era significativo. Querían un fotógrafo personal porque entendieron lo importante que era que ellos mismos hicieran una crónica de sus propias vidas. Sabían que el mundo los observaba, y querían poder ejercer algún control sobre la imagen que presentaban”, declara Bob Gruen.
John Lennon se enamoró de Nueva York y Bob Gruen estuvo presente.

No conocía a John personalmente cuando se mudó a Bank Street, una calle de mi barrio, Greenwich Village. Pero, como el resto de Nueva York, supe que había llegado.

La primera vez que vi a John y Yoko fue en el Apollo Theater. Se presentaban en una velada a beneficio de las familias de las víctimas del motín de la cárcel de Attica.

Cuando bajaron del escenario, una pequeña multitud los rodeó, la mayoría eran fans que le daban su cámara a alguien, se paraban cerca de John y Yoko y pedían que les sacaran una foto. John bromeó con el grupo: “Siempre nos sacan fotos pero ¿qué pasa con esas fotografías? Nosotros nunca las vemos”.

Eso me dio la oportunidad para responder: “Vivo a la vuelta de tu casa, voy a mostrarte mis fotografías”. “¿Vives a la vuelta?”, dijo. “Bueno, entonces tíralas bajo la puerta”. Esa fue la primera vez que hablé con John, y me deslumbró lo natural y casual de la charla. Unos días más tarde, me encaminé a lo de John y Yoko. 
Bob Gruen
netmedia argentina

Deja un comentario